Etiqueta -Programación

1
¿Qué irán a ser cuando grandes?
2
No Somos lo que Hacemos
3
No es un Superhéroe
4
Diccionario: Confianza
5
Hasta que los Tumbamos
6
Ganar o Perder
7
Mi Tía Favorita
8
Diccionario
9
Veo que estás enojado
10
¿Cómo aprenden tus hijos?

Hasta que los Tumbamos

Dejar de calificar y rotular a los niños, llamar las cosas por su nombre, y dar instrucciones en positivo, son algunos de los retos que tenemos las mamás en materia de lenguaje. En especial, dejar de decir que va a pasar lo que no queremos que pase.

Ver más

Ganar o Perder

Todos los seres humanos queremos ganar. Y yo como mamá, quiero que mi hijo gane en las metas que se propone, y también quiero que entienda que hay competencias más importantes, que hay momentos en los que otros ganan, que lo importante es disfrutar y que la vida no depende de ese partido de fútbol.

Ver más

Mi Tía Favorita

Todos tenemos predilecciones. Nos conectamos más con unas cosas que con otras, nos gusta ir a algunos sitios, preferimos comer ciertos alimentos, nos identificamos con determinados colores, y nos acercamos más a unos que a otros. Y por identidad, intuición, afinidad o gusto, establecemos preferencias, dieta, manera de vestir y amigos.

Ver más

Diccionario

Que yo escriba sobre cómo acompañar a los niños para que crezcan con mentalidad flexible podría sonar a contradicción o a ironía. Hasta que fui mamá, me comporté como una persona rígida. De las que desde el viernes, planea en agenda toda la semana siguiente, de las que le gusta llegar con tiempo más que a tiempo, o de las que antes de viajar diseña un plan en hoja de Excel con las actividades de cada día. A esos comportamientos que podrían ser síntomas de rigidez mental, se le suma la sensación de frustración cuando lo planeado en la agenda no se cumple, el juicio en contra del que no llega a tiempo, o perderse de experiencias sorpresa en los viajes. Lo que demuestra que tiendo a la cuadrícula más que al espiral.

Ver más

Veo que estás enojado

Desde que los niños nacen buscan comunicarse con nosotros y revisan con altísima destreza nuestra respuesta frente a sus maneras, aún pobres, de hacerlo. Cuando los imitamos o nos burlamos de sus esfuerzos ellos interpretan que es mejor no volver a hacer aquello que hicieron porque sentirse burlado es frustrante a cualquier edad, pero cuando atendemos con respeto y procuramos entender lo que nos quieren decir, los niños interpretan que eso que hicieron (sonido, palabra, pataleta, grito o llanto) les funciona como estrategia para sentirse reconocidos y valorados. Y nada más importante para un ser humano en desarrollo que el reconocimiento y la valoración de sus padres.

Ver más

¿Cómo aprenden tus hijos?

Sabido es que el aprendizaje depende de lo que captamos de la realidad a través de los sentidos. La mayoría de nosotros, de manera inconsciente, usa más un sentido que otro para absorber información del entorno. Algunos usan más el sistema visual y recuerdan lo que ven, los que usan más el sistema auditivo recuerdan lo que dice la gente, y los que usan más el sistema kinestésico graban sus recuerdos a partir de lo que experimentan a través del olfato, el gusto y el tacto.

Ver más

Amo ser mamá. Todos los derechos reservados © 2014. Más información en info@amosermama.co    heart    Hecho con amor por Furore - Agencia Digital.