1
El poder de la rutina
2
Encías Limpias
3
Caro Ortiz: La experiencia de ser mujer y hacerse mamá
4
Salió del horno
5
El primer cajón de un mueble cambiador
6
Gadgets con los que yo no crecí

El poder de la rutina

La mayoría de nuestros días empiezan de una manera particular. Con despertador o sin él; agua fría o caliente para el baño; arepa, cereal o fruta al desayuno; en bus, carro, metro o cicla para el trabajo; pausas, personas con las que tratamos, retorno a casa, cierre del día; tv, wii, libros o redes sociales; pijama y cama. Esta secuencia que se convierte en vida cotidiana no surgió un día de golpe. Nos tardamos meses o años para que esos hábitos pasen de ser acciones que responden a la agenda del día y se transformen en rutinas.

Ver más

Encías Limpias

Implementos:
  • Gasa estéril
  • Agua hervida
 Instrucciones:

Con las manos limpias, enrollar el dedo índice de la mano dominante con un pedazo de gasa estéril y humedecerlo en agua hervida. Con el dedo índice de la otra mano, abrir la boca del bebé para introducir el dedo enrollado en gasa húmeda. Masajear las encías por las tres caras.  Este procedimiento se puede repetir diariamente desde que el bebé tenga dos semanas de nacido, así además de limpiar estimulas las encías y esto disminuye molestias al momento de dentar.

Una vez empiecen a salir los dientes, se puede utilizar los dedos  o cepillos de silicona que además familiarizarán al bebé con los cepillos de dientes.

Caro Ortiz: La experiencia de ser mujer y hacerse mamá

Cualquiera que hable con ella, vea sus vídeos en su canal de youtube, o la siga en redes sociales afirmaría como yo que Caro Ortiz es un encanto. Colombiana viviendo en Miami, comunicadora social, Life coach, y maquilladora.  Caro unió lo que sabe y lo que es para crear una comunidad orientada a empoderar la mujer para que, como ella dice, “encuentren la mejor versión de sí mismas”.

Ver más

Salió del horno

 

Si estás leyendo este post es porque estás presenciando el nacimiento de Amo Ser Mamá, así que bienvenido! Este proyecto es el reflejo de lo que ha sido mi vida desde que decidimos ser papás. Confieso que no soñé con ser mamá desde que estaba pequeña, siempre vi ese rol lejos y creía que me tomaría mucho más tiempo recoger la dedicación y la energía necesarias para echarme al agua y asumir la decisión.

Pero hoy, viendo a Salomón de casi 4 años y a Lorenzo de 4 meses, confieso que amo ser mamá. El embarazo, el parto, la lactancia, las emociones, las hormonas, los kilos de más, ver a mi esposo ser papá, ver a Salomón ser hermano mayor, dormir poco unos meses, encontrarme con mis más grandes temores, descubrir mis mayores talentos y un montón de cosas más que desde hoy empezaré a compartir contigo, la mamá o el papá que hay en ti y te motivó a entrar a este espacio. Te invito a que comentes, me escribas, te suscribas y me sigas en instagram  instagram Pinterest pinterest, Facebook facebook y Twitter twitter.

El primer cajón de un mueble cambiador

Todo papá y/o mamá primeriza genera desconfianza, asco, temor o todas las anteriores con el tema de cambio de pañal. He oído a algunos decir que sienten que el bebé “se va a desbaratar” cuando le levantan las piernas, conozco otros que corren al baño con arcadas y sé de muchos que pasaron invictos y no han cambiado pañales.

Ver más

Gadgets con los que yo no crecí

Yo, a mis 33, me siento criada de milagro. Mis papás nunca compraron pañitos húmedos especiales para desinfectar chupos, ni espejos para mirarme por el retrovisor del carro, tampoco gimnasios que ocuparan media sala de la casa o jabones especiales para lavar teteros.

Ver más

Amo ser mamá. Todos los derechos reservados © 2014. Más información en info@amosermama.co    heart    Hecho con amor por Furore - Agencia Digital.