Mujeres felices hacen hijos felices

Valeria es comunicadora y artista plástica , también es mujer y también es mamá. Es el vivo ejemplo de que la vida de una mujer no se acaba, o no debería acabarse, cuando se convierte en mamá. Trabaja todos los días en el área de mercadeo de un grupo inversionista, lidera el colectivo Artel para gestión cultural y proyectos artísticos y pinta y vende cuadros. Fue modelo y hace poco recordó las cámaras para una nota en la Revista Soho.

Cree que es más difícil ser mamá y mujer exitosa que simplemente ser mujer exitosa. Sabe, como muchas mamás, que con un hijo aumentan las responsabilidades y limitaciones pero asegura que un hijo no es el final de la vida sino el desarrollo de otra etapa de esa vida. Percibe que actualmente algunas mujeres renuncian a su vida personal cuando se hacen mamás y considera que una mujer debe seguir sus proyectos y sus metas y, de hecho compartirlos con sus hijos.  Para ella, los sueños personales no deben quedar a un lado con la llegada de los hijos porque ningún hijo pide al nacer esas renuncias y no es justo que ellos carguen a cuestas las infelicidades y frustraciones de su mamá.

 Miranda tiene cinco años y hace muchas cosas con su mamá. Miranda acompaña a veces a Valeria a reuniones de trabajo o clases de su maestría, pintan juntas y en la noche en vez de leer cuentos se los inventan y ya tienen personajes conocidos por ambas. Lo que más disfrutan hacer juntas es viajar a la playa y allí también comparten actividades de las dos, juegan un rato en la arena y otro rato se asolean o leen. En la cotidianidad de la semana comparten las mañanas antes de que Miranda se vaya al colegio y las tardes, después de que Valeria regresa del trabajo y ese tiempo bien aprovechado les ha permitido construir una relación tranquila y feliz. Se disfrutan mientras se tienen y no se sufren cuando no se tienen y eso para Valeria es la clave para que cada una sea feliz sin depender de la otra.

 Valeria no comparte su vida con el papá de Miranda y considera que para la niña el proceso ha sido totalmente transparente y tener la posibilidad de compartir muchos espacios con su papá y de ver a sus papás tener una bonita relación, ha permitido que Miranda entienda esta situación de su vida con serenidad.  Para Valeria, la maternidad depende enteramente de cómo uno la maneje, puede ser el fin del mundo o una manera rica de compartir la vida con los hijos. Ella eligió la segunda opción y considera que su vida con Miranda “es una nota”.

 Qué sueñas para Miranda? Que sea feliz y que sea lo que quiere ser

 Qué crees que ha generado confianza en Miranda? No solucionarle todos sus problemas, necesidades y gustos al instante, sino enseñarle y acompañarla a resolverlos por su cuenta. Así aprende a valorar las cosas y los servicios que le prestan de las demás personas, y siente confianza en que puede lograr lo que se propone.

 Cuál es la mejor actividad para compartir con un hijo? Pintar. Nos encanta sentarnos a pintar juntas y nos aconsejamos sobre colores y formas, es una de las cosas que más hacemos juntas.

 Qué producto recomiendas? Pinturas lavables de cualquier marca y plastilinas.

 Qué le recomendarías a otras mamás? Ser más tranquilas, no victimizarse por ser mamá y no hacer el mundo más complicado de lo que ya es. Ser felices y transmitirle a los hijos esa felicidad.

Para conocer más de Valeria, de su arte, de sus proyectos y su vida con Miranda, síguela en Twitter e Instagram como @valelotero

Acerca del autor

amosermama

Un comentario

Deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Amo ser mamá. Todos los derechos reservados © 2014. Más información en info@amosermama.co    heart    Hecho con amor por Furore - Agencia Digital.